Los 10 factores que predicen el éxito o fracaso de una empresa

Para predecir el futuro de una empresa basta con analizar diez elementos de la organización. No se trata de secretos arcanos o complicados algoritmos, es puro sentido común.

Sé que este artículo no me va a hacer precisamente popular en el gremio de los consultores de negocio, pero no escribo este blog para hacer amigos, sino para ayudar a quienes se pelean cada día por sacar adelante su empresa.

Si lo aplicas a tu empresa, te ayudará a no caer en la tentación de ver únicamente lo que quieres ver. Si lo aplicas a otros, te servirá para evaluar el riesgo de una inversión, de elegir un partner empresarial o un proveedor/distribuidor.

Este análisis se puede complicar tanto como se quiera, pero mi experiencia me dice que, más allá de complejos y a menudo estériles estudios destinados únicamente a cobrar más al cliente, lo realmente importante es fijarse en lo que os voy a contar.

Los 10 factores que predicen el éxito (o fracaso) de una empresa. 

1. El más listo. 

No hay nada más peligroso que un líder que no escucha a los demás, sobre todo si no escucha a los clientes. Este tipo de personas a menudo van de visionarios por la vida, y muchas veces pueden ser incluso carismáticos, pero lo único cierto es esto: cuanto más abierto está el líder o el equipo directivo a escuchar a su entorno (directivos, trabajadores, clientes, proveedores, mercado), más probabilidades tendrá esa empresa de tener éxito, y viceversa.

2. Getting things done: foco.  

Priorizar las tareas que hacen avanzar a la empresa (foco) es con enorme diferencia, la cualidad más importante de un directivo. Es también la más difícil de adquirir. Si los ejecutivos de una empresa se centran en las tareas que son realmente importantes, la mitad del trabajo está hecho. Si se centran en las que les gustan, o las que les reportarán más beneficios a ellos, esa empresa tiene mal futuro.

3. Disparar con pólvora de rey: ¡controla los costes! 

Si a una empresa le “duele” despilfarrar, se nota nada más entrar en sus oficinas. Un pecado capital de las empresas que nacen con financiación y no necesitan facturar con urgencia es que no hay casi control del gasto, sobre todo en instalaciones y personal. Por mucho dinero que se tenga, se ha de mirar cada euro con cariño, y realizar únicamente inversiones justificadas por las necesidades del negocio, no por los caprichos o gustos de los directivos.

4. Empresas de enanos o de gigantes 

Si cada nuevo trabajador de una empresa es más alto que la persona que le contrató, con el tiempo será una empresa de gigantes. Si es al revés, se convertirá en una empresa de enanos.  A menudo las personas mediocres o inseguras se rodean de personal poco brillante para sentirse mejor, y ese es uno de los mayores peligros de una organización. Localiza a tus directivos o mandos intermedios que actúan como tapones de talento y despídelos, son un cáncer para tu organización. De igual manera, ofrece la libertad necesaria para que la gente con talento se pueda desarrollar profesionalmente en tu empresa: si les das alas te harán volar.

5. Ubicación

A menudo se dice que parte del secreto del éxito es estar en el lugar adecuado en el momento oportuno. Bueno, no puedes elegir los momentos “mágicos”, pero sí el lugar. Ubícate cerca de tus clientes o tus proveedores, tendrás una ventaja competitiva desde el primer día. Una ubicación buena no te asegura el éxito, pero una mala es un lastre importante.

6. Poderoso caballero es Don Dinero.

Las penas con pan son menos. Si tu organización tiene recursos suficientes, la mitad del trabajo está hecho, porque podrás equivocarte y rectificar, un lujo al alcance de pocos. Esto tiene una cara oscura: si sabes que puedes equivocarte sin consecuencias, probablemente cometas muchos más errores. Da igual el dinero que tengas: gestiónalo como si fueras pobre, y llegarás a ser más rico.

7. La voz de la experiencia. 

Los experimentos con gaseosa, por favor. Hacer algo por primera vez siempre es difícil, y si hablamos de una empresa, más. La curva de aprendizaje de desarrollar una empresa es muy dura, así que si el equipo ha tenido experiencias previas tiene mucho camino recorrido. Recuerda: si no tienes experiencia, rodéate de quien la tenga o trabaja antes para ellos.

8 Compromiso. 

Si a tu equipo no le va el trasero en que el proyecto salga bien, malo. Necesitas saber que si algo pasa, podrás contar con ellos a cualquier hora, cualquier día, y que siempre harán lo necesario para dejar las cosas hechas. Puedes tener socios con otros trabajos, pero sólo si son de los que se quitan horas de sueño y descanso para cumplir con los compromisos, y de esos hay muy pocos.

9. Go, go go! Equipos de alto rendimiento. 

Crear entornos de trabajo de alto rendimiento es una de las tareas más importantes de una empresa. Esto es fácil de detectar: si ves que la gente disfruta con su trabajo, y se cumplen plazos, todo va como debe. Si ves caras largas, excusas con las entregas, y la gente no colabora, hay un ambiente tóxico que terminará pasando una cara factura a la organización.

10. Un líder. 

Somos primates y nos organizamos por jerarquías de forma innata. Solo hay una cosa peor que una organización con un mal líder: una organización sin líder. Es fundamental que haya una persona tirando del carro, animando, dando ejemplo, marcando una dirección a la organización. Si hay ausencia de liderazgo, o el jefe no está nunca, o es un mal jefe, la organización funcionará peor, todo será más difícil, se perderá talento y habrá más costes.

¿Son todos los factores igual de importantes?

Por supuesto que no. Lo que resulta crítico es que no haya demasiados factores en lo que la empresa vaya muy floja. Un coche puede rodar con una rueda pinchada, pero si tiene 3, no llegará muy lejos.

Se puede ir más allá y aplicar una fórmula para evaluar el futuro de la empresa, pero esa es otra historia y no quiero aburriros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s